*

Internacionales

Portada  |  20 octubre 2021

Pidieron 17 millones de dólares por los misioneros de EEUU y Canadá secuestrados en Haití

El grupo armado que secuestró a varios misioneros y niños, 16 estadounidenses y un canadiense, en Haití pide un rescate de un millón de dólares por cada uno, informó el ministro de Justicia, Litz Quitel, mientras Washington prometió hacer “todo lo que esté al alance” para liberarlos.

"La banda haitiana que secuestró a un grupo de misioneros estadounidenses y canadienses está pidiendo un millón por cada uno para su liberación, un total de 17 millones de dólares", aseguró el diario The Wall Street Journal, que citó al funcionario haitiano.

Quitel subrayó que el FBI y la Policía de Haití están en contacto con los secuestradores, y que las negociaciones podrían durar días o semanas.

"Seamos honestos: cuando les demos ese dinero se utilizará en más armas y municiones", dijo el ministro que asumió el cargo a fines de septiembre tras el despido de su antecesor, Rockefeller Vincent, al advertir que la intención del Gobierno es liberar a los rehenes sin pago del rescate, reseñó la agencia de noticias Sputnik.

En Quito, de paso en una gira, el secretario de Estado Antony Blinken remarcó que la administración de Joe Biden está “incansablemente enfocada” en la cuestión y que hará “todo lo posible para ayudar a resolver esta situación".

En el grupo de víctimas figuran cinco niños, el menor de ellos de ocho meses y otros de 3, 6, 14 y 15 años.

Además, 16 de los secuestrados son estadounidenses y uno de origen canadiense, y se desconoce la cifra de haitianos capturados en el mismo episodio.

Una de las víctimas tuvo tiempo a escribir un mensaje que circula por las redes sociales pidiendo que oraran por las víctimas.

"Oren, oren, oren. No sabemos adónde nos llevan", se leía en el texto, que indicó que los hechos sucedieron en la zona de Ganthier, a unos 25 kilómetros al sudeste de la capital.

El secuestro ocurrió el sábado último, según confirmó la organización Christian Aid Ministries, a la que pertenecen los misioneros.

400 Mawozo, la banda que presuntamente retuvo a las víctimas, se especializó en secuestros y en abril aprehendió por más de 20 días a una decena de religiosos, entre los que se encontraban dos franceses.

Haití lleva los últimos tres años sumida en una espiral de violencia, que se agudizó tras el asesinato del presidente Jovenel Moise en julio.

Los secuestros para exigir rescate se triplicaron con respecto a inicios de año, mientras que en la última semana se registraron 30 de estos casos, de acuerdo con organizaciones de derechos humanos.

"Desafortunadamente, es también una muestra de un problema mucho más amplio que es el de la situación de seguridad, la cual es simplemente insostenible", señaló Blinken, para quien “eso no puede seguir”.

Fuente: Télam

Comentarios