*

Rosario y la región

Portada  |  19 octubre 2021

Guarderías náuticas complicadas con la bajante del río Paraná

Si bien hubo una leve suma en el nivel, el panorama actual sigue siendo tan complicado como incierto. Las lluvias en Brasil se esperan como agua en el desierto.

Las embarcaciones esperan ansiosas por salir. Se viene el verano y el río Paraná es la primera opción. Pero la bajante enciende todas las alarmas y si bien hubo una leve suba, el panorama actual es tan complicado como incierto.

Las embarcaciones más pequeñas no tienen demasiados problemas, pero las más grandes y los veleros están muy complicados por la profundidad que necesitan. Los esfuerzos de las guarderías no alcanzan.

“Los veleros necesitan cerca de dos metros de calado para salir a navegar y son las embarcaciones que están con más complicaciones”, advirtió Jorge Pinilla, navegante.

Las lluvias en Brasil se esperan como agua en el desierto. Cada centímetro que levanta el río se festeja como un gol. Y más ahora que se viene el verano.

Comentarios